conecta

Todas las piezas Conecta están dobladas a mano en acero, aparecen ligeras diferencias de forma natural.

Orinoco

El río Orinoco puede ser uno de los ríos menos tocados de América del Sur. Enormes cantidades de agua que fluye salvajemente sobre las piedras, parches ásperos, delgados y gruesos; Al igual que la vida que pasa, nunca debe darse por sentado.
Esta experiencia ha tocado mi alma e inspirado esta colección.

Posibilidad

Posibilidad crece a partir de una observación continua de mi jardín. Cada nuevo germinar tiene infinitas posibilidades. Este encuentro con el infinito me inspira a adentrarse en la geometría del mundo orgánico y las múltiples expresiones que tiene.

Abrir espacio

Colorida, con formas en movimientos que contrastan con piezas doradas.  Nuestro mundo cambiante nos reta a ser flexibles, a organizarnos; aún si es un poco incómodo.
Esta colección aspira a inspirar a que seamos capaces de abrirle espacio a la diversidad, al cambio, a la tolerancia, la inclusión… al amor.

 1+1 = 1

Todas estas piezas agrupadas, nos invitan  a recordar cómo la empatía no sabe cómo agregar 1+ 1=1.  Cuarzo colombiano natural, cortados a mano con todas las buenas vibraciones. Formas de huevos, el poder crecer, transformar, para ser una parte del todo.

lechos de río

Lechos de Río rinde homenaje a la minería sostenible, a los mineros
artesanales, a nuestros ríos y la vida que de ellos depende en sus lechos. Las piedras negras son hechas a mano en Tópaga, Boyacá por  mineros del carbón. Este grupo se reunió hace 20 años como parte de mi proyecto de tesis de graduación como Antropóloga.